Calle 59 No.13 – 33 Pasaje Galvis Of. 304 | Tel:+(57) 12120777

El Core Business y las empresas temporales



La globalización avanza en el mundo entero, y al referirnos al mundo entero incluimos a nuestro país, el cual no se puede sustraer de ella, pues el hacerlo implicaría dejar de asimilar tecnología y con ella las consecuencias competitivas que trae, rezago, niveles inferiores de mercancías exportadas, menor ingreso de divisas, pérdida de oportunidades de mercado, y consecuencialmente, pérdida de puestos de trabajo en diferentes actividades, esto último,  golpea fuertemente el problema creciente del aumento de masas poblacionales en los grandes centros urbanos, a los cuales como es lógico pensar, deben  los gobiernos nacionales y locales  procurar soluciones que permitan mitigar el efecto social que esto trae.

Para hacerlo,  deben necesariamente adecuar, como lo vienen haciendo en los últimos años (entre otros aspectos), la legislación  laboral, que favorezca y  estimule al empresario comprometido con el país a generar nuevos puestos de trabajo no sólo para ejecutivos o profesionales, sino además para el personal operativo, de ventas, técnico  y  de otro tanto más que requiere el país para superar las brechas de pobreza que golpean fuertemente a la población por falta de oportunidades laborales.

En este sentido específicamente hablamos de los avances logrados desde el año 2011, es decir, cuando se reglamentaron en nuestro país las empresas temporales: empresas de servicios temporales que vinieron a darle un alivio a las empresas demandantes de este servicio. La razón fundamental de ello radica en el hecho de darle la oportunidad a las empresas de cubrir estas vacantes con personas dispuestas a hacerlo bajo este esquema, que para nada deteriora el ingreso al que pueden acceder, y en donde vale la pena aquí aclarar que lo temporal como su nombre lo indica es el servicio y nada tiene que ver con las funciones que le han sido encomendadas al trabajador.

Citemos el caso de un exportador de calzado que logra en primera instancia un acuerdo con su cliente respecto a colocarle  un mayor  volumen  de su producto en el mercado externo, para darle  cumplimiento debe éste aumentar su planta de personal, ahora puede y tiene una alternativa diferente de contratar ese mayor número de trabajadores, es decir, a través de las empresas temporales quienes le proveen el personal requerido considerando las eventualidades que se puedan presentar, esto es, ligando al trabajador al desarrollo del contrato mercantil el cual puede cambiar, dado que las expectativas de colocación se pueden modificar con el transcurrir del tiempo como consecuencia de la fuerte competencia internacional.

Soluciones temporales para cubrir demandas temporales, y no como sucedía antes, de soluciones permanentes a necesidades temporales, que implicaba en muchos casos para el empresario asumir un mayor costo al tener que esperar que el contrato a término fijo suscrito con el trabajador vinculado de manera directa, terminara. Sometiéndose a la pena de incurrir en sanciones legales de terminarlo antes de lo previsto.

El marco legal, quien regula el mercado de trabajo,  permite a empresarios  en calidad de demandantes   y a los trabajadores en calidad de oferentes, encontrarse cuando unos y otros hacen uso de los servicios de las empresas temporales, quienes cada vez más  refinan, para beneficio de los actores, la manera como les proveen los servicios; en el caso de los empresarios, tienen la oportunidad de concentrarse en su Core Business,  y a los trabajadores la oportunidad de desarrollo y bienestar vía implementación  y acceso de éstos a  procesos de formación y capacitación, espacios de recreación y deporte, esparcimiento, programas de salud, acceso a la tecnología en electrónica y la posibilidad de comprar a precios reducidos a cientos de mercancías que se les suministra como resultados de los convenios que suscriben los fondos de empleados, que muchas de esas empresas tienen para el mejoramiento de la calidad de vida de sus afiliados.

Por otro lado, soportar sus operaciones en temporales, les va a disminuir cargas operativas y administrativas que disminuyen la competitividad y la misma productividad de la gestión del talento humano. Como lo hemos dicho en otras oportunidades, las empresas de la nueva era requieren mayor concentración de esfuerzos en las actividades que propenden a la generación de valor de empleados hacia la empresa, y esa generación de valor conlleva un trabajo arduo para enfilar los pensamientos y creencias generadas en el sentido de pertenencia de los trabajadores por y hacia la empresa. Esto independientemente de que un trabajador sea directo o sea temporal, ya que los trabajadores temporales deben inmiscuirse, como la misma ley lo indica, bajo una subordinación delegada en el cumplimiento de las metas y objetivo así como acatar todas las normas, políticas y procedimientos no sólo de su empleador sino también de las empresas temporales o la empresa temporal, la cual es su verdadero empleador.

Entonces, cuando hablamos de enfocarse en el Core Business de cada una de las empresas, es preciso decir que las empresas temporales son una excelente alternativa para que las empresas usuarias concentren sus esfuerzos en lo que saben hacer, pero además, tienen la flexibilidad de atender la volatilidad de los mercados, la cual hemos mencionado en el presente artículo, y esto es muy útil cuando en países como Colombia se es susceptible de dicha dinámica de los mercados, ya que factores externos de tipo político, económico y de relaciones con países vecinos conllevan a dichos cambios intempestivos. Caso puntual, el cierre de frontera con nuestro país hermano Venezuela, cuyas situaciones de la noche a la mañana llevaron a cierres temporales y hasta definitivos de las empresas, quienes sufren altísimas pérdidas que de no estar con vinculadas de forma eficaz financieramente las puede llevar a su fin.

SÍGUENOS | GSH en Facebook GSH en Twitter GSH en google+ GSH en youtube GSH en Linkedin

PROFESIONALES EN GESTIÓN DEL RECURSO HUMANO